VÍDEO_ Cala explica los motivos por los que deja la dedicación exclusiva

El pasado viernes el concejal socialista, Ignacio Cala, quiso salir al paso de lo que calificó como “bulos” relacionados con su renuncia a la dedicación exclusiva que ostenta desde que entró a formar parte del equipo de gobierno de Juan Manuel Rodríguez en junio de 2011. De este modo, Clara aclaró que tal hecho se produce “por razones profesionales”, pero que seguirá ocupando los cargos de delegado de Urbanismo y Obras y portavoz del equipo de gobierno. Sin embargo, sí deja la Delegación de Recursos Humanos. Ésta, al igual que su dedicación exclusiva, pasará a alguno de los otros concejales del equipo de gobierno, aspecto que aún está por decidir (el 1 de junio es la fecha prevista).

Cala aseguraba que “mientras el Alcalde quiera, seguiré trabajando en el Ayuntamiento de Morón y compatibilizándolo, con alguna responsabilidad menos, con mi vida profesional”, y afirmó sentirse “ilusionado y con ganas”.

Sobre este asunto quiso pronunciarse también el Alcalde, Juan Manuel Rodríguez, alegando que tanto él como Cala habían “pecado de inocentes con este tema”. “Lo llevamos meses barajando y hemos subestimado los chismorreos del pueblo. Creíamos que la decisión podría transcurrir de una manera más discreta”.

En este sentido, el primer edil recordó que “ya a principios de 2015, cuando iniciamos este último recorrido, Ignacio nos había manifestado que no era su intención tener dedicación exclusiva. Después, una vez que ganamos las elecciones, cuando hicimos la composición del nuevo equipo de gobierno, sí decidimos empezar con la dedicación exclusiva para tener mayor capacidad de trabajo”. De este modo, “teníamos en el horizonte que Ignacio ya había manifestado su intención de ir incorporándose poco a poco a su vida profesional. Eso, desde hace unos meses, veníamos barajándolo, y finalmente se toma la decisión hace un tiempo, pero no lo habíamos hecho público”.

Por otro lado, Rodríguez quiso matizar que, como políticos, “nosotros tenemos vida”. “Somos tan normales y tan corrientes como cualquier otro. Tenemos un trabajo muy peculiar, que de vez en cuando salimos en la tele, que tiene unas responsabilidades muy peculiares, pero después somos personales normales y corrientes. Tenemos vidas profesionales, y cuando empezamos en este camino en la oposición en el año 2007, empezamos un camino que nos ha costado muchos sacrificios a nivel personal. Te vas distanciando de tu vida profesional sin darte cuenta, y esto no es para siempre”, concluyó.