Valme ofrece micropigmentación mamaria para las mujeres con cáncer de mama

    La Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario de Valme ha asumido la coordinación de una nueva prestación pública que se acaba de incluir en la cartera de servicios sevillana: la micropigmentación mamaria. Un servicio que está dirigido a completar el proceso de reconstrucción de la mama en aquellas mujeres que han sufrido un proceso oncológico, suponiendo un aumento de su autoestima y una mejora de la calidad de vida a través de la recuperación de su imagen corporal.

    Tras un cáncer de mama (neoplasia más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en el sexo femenino), algunas mujeres deben someterse a una mastectomía para extirpar el tumor maligno. Un proceso complicado cuyo último peldaño lo representa la reconstrucción de la mama. Sin embargo, la verdadera conclusión de este proceso es posible gracias a la micropigmentación, que consigue completar la total reconstrucción del pecho redibujando la areola y el pezón perdidos por culpa de la enfermedad.

    En el marco del excelente funcionamiento y prestigio de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario de Valme, se ha centralizado aquí la coordinación de la nueva prestación incorporada a la red sanitaria pública provincial. Un dispositivo multidisciplinar, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia, cuya responsable es una cirujana general con amplia experiencia en esta patología: Carmen Delgado Jiménez.

    Con una colaboración intercentros, el circuito asistencial de este nuevo servicio sanitario se inicia tras la cirugía oncológica y con la valoración, por parte de la unidad de gestión clínica de Cirugía Plástica del Hospital Virgen del Rocío, sobre la pertinencia de la aplicación de esta técnica en consonancia con la recuperación de la zona intervenida. Una vez valorada positivamente a la paciente, es derivada a la Unidad de Atención a la Ciudadanía del Hospital Universitario de Valme y desde aquí son encauzadas a la consulta de Micropigmentación abierta en el Hospital El Tomillar.

    Cuatro pacientes ya se han beneficiado de este nuevo procedimiento

    Se trata de un proyecto complejo, dada la necesaria coordinación de numerosos profesionales correspondientes a diversas especialidades y, además, con carácter intercentros. Iniciada la gestión sobre el mismo en el primer trimestre del año 2017, ha sido en el mes de julio cuando ha visto la luz. Desde entonces ya se han beneficiado cuatro pacientes de este nuevo procedimiento integrado en la cartera de servicios de sanidad pública sevillana, las cuales se sienten notablemente satisfechas.

    La previsión estimada de actividad de la consulta abierta para micropigmentación de areola y pezón es de seis procedimientos semanales, entre pacientes nuevas y revisiones. Para ello, se han establecido tres consultas semanales. Al respecto, la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Silvia Calzón, “destaca el notable valor de esta iniciativa: “aporta beneficios terapéuticos para el bienestar físico y psicológico de la mujer mastectomizada, facilitando mayor estabilidad emocional y permitiendo enfrentarse de una forma más positiva a la enfermedad”.

    Se trata de un procedimiento clínico no agresivo, sobre una piel muy especial, que requiere de cierto seguimiento. Frente al tatuaje habitual, se hace con anestesia local y a menor profundidad en la piel, empleando pigmentos orgánicos basados en tonos marrones y rojizos que imitan el color de las areolas y buscan un resultado armónico con la piel de la paciente.

    Mercedes Molguero es la enfermera experta en Micropigmentación Reparadora Oncológica que en el Hospital El Tomillar se encarga de llevar a cabo esta técnica. A través de su trabajo de práctica enfermera avanzada hace posible la reparación de las secuelas estéticas de los tratamientos oncológicos. Según ella, lo más positivo de este abordaje es que “las pacientes ganan en autoestima y seguridad y, además, sienten que cierran una etapa dolorosa”.

    Esta actividad de `tatuaje terapéutico´, desarrollada por la citada enfermera, es consecuencia de la adquisición de nuevas competencias mediante la especialización. Capacita a la enfermería para el ejercicio profesional ampliado en el marco de la Estrategia para los Cuidados de Andalucía de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

    1.000 casos de cáncer de mama al año en Sevilla

    En España se diagnostican unos 26.000 casos de mama al año, de los que 5.000 son en Andalucía y 1.000 en Sevilla. Aunque la tasa de mortalidad está bajando, las cifras continúan siendo alarmantes: 6.000 casos anuales en España, de los que 1.250 son de mujeres andaluzas y 250 de sevillanas.

    Sin embargo, el aspecto positivo corresponde a la tasa de curación, que asciende hasta el 90% cuando el cáncer se detecta en estadios precoces. En este marco de la importancia diagnóstica para la supervivencia y la calidad de vida de las mujeres afectadas, el Hospital Universitario de Valme lidera tecnología y técnicas punteras desarrolladas por profesionales experimentados y altamente cualificados.

    Además de mamógrafos convencionales de alta resolución dirigidos a la realización de mamografías estándar, la Unidad de Diagnóstico por la Imagen de la Mama de este hospital sevillano utiliza novedosas herramientas en la detección del cáncer de mama para el eficiente abordaje de este proceso. En este sentido, ha sido el primer hospital andaluz en consolidar la mamografía con realce de contraste tras corroborar sus notables beneficios: aporta mayor precisión acortando los tiempos de espera diagnósticos, disminuyendo la ansiedad y optimizando la programación terapéutica.

    Asimismo, en el campo de la biopsia de mama utiliza equipamiento con un moderno diseño, que permite que la paciente se encuentre más cómoda durante el desarrollo de las punciones de mama: la Mesa Prona. Equipada con sistema de estereotaxia digital (o sistema digital de procesamiento de imágenes), permite la elección del objetivo de forma muy precisa. Facilita la toma de muestras de tejidos mediante un orificio muy pequeño en la mama, evitando la cirugía y, consecuentemente, disminuir riesgos y tiempo de estancia en el hospital.

    Como técnica innovadora, que lleva varios años aplicando este centro, destaca también la biopsia percutánea con aguja por vacío. Un procedimiento intervencionista consistente en un sistema de punción y aspiración por vacío con el fin de obtener abundantes muestras de la lesión para su estudio histológico. Se lleva a cabo de forma ambulatoria, con anestesia local, poco agresivo y con gran fiabilidad en su diagnóstico que permite disminuir el número de biopsias quirúrgicas y la selección de pacientes candidatas a cirugía.

    Fuente y Fotos: Hospital de Valme

    Compartir