Valme lidera un proyecto farmacéutico que minimiza el riesgo cardiovascular en pacientes con VIH

Al objeto de mejorar los resultados en salud de los pacientes VIH con mayor riesgo cardiovascular, la Unidad de Gestión Clínica de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario de Valme ha forjado un proyecto que se está desarrollando a nivel nacional bajo el liderazgo de este centro sevillano. Las importantes conclusiones que se están obteniendo han sido correspondidas con el premio a la Mejor Comunicación Oral en el XIV Congreso de la Sociedad Andaluza de Farmacia Hospitalaria.

El proyecto se denomina `INFAMERICA´ y está dirigido por Ramón Morillo, farmacéutico hospitalario del Hospital Universitario de Valme y responsable del área farmacéutica de patologías víricas. Se basa en la intervención, por parte del farmacéutico hospitalario, para la disminución del riesgo cardiovascular de pacientes VIH a través de las siguientes líneas de actuación: seguimiento farmacoterapéutico intensivo y basado en la estratificación, la entrevista motivacional y el uso de las nuevas tecnologías.

La investigación liderada desde Valme cuenta con la participación de varios hospitales nacionales: Clinic de Barcelona, Hospital A Coruña, La Candelaria-Tenerife y Hospital de Móstoles de Madrid. Se basa en un estudio prospectivo de un año con la inclusión de un total de 53 pacientes VIH en tratamiento antirretroviral, mayores de 35 años y con medicación paralela por presentar un riesgo cardiovascular  moderado o alto.

El método de estudio es aleatorizado, de tal manera que los pacientes fueron estudiados en consonancia con la aplicación de dos formatos diferentes de trabajo: un modelo de atención farmacéutica innovador, denominado `CMO´, y un seguimiento tradicional. El CMO (acrónimo correspondido con los términos Capacidad, Motivación y Oportunidad) presenta como principal innovación el situar al paciente y sus necesidades, que varían en función de su edad, como elemento fundamental de actuación. Al respecto, el Hospital Universitario de Valme es el centro que, de forma pionera en Andalucía, ha implantado durante los dos últimos años este modelo de asistencia farmacéutica al paciente VIH´, dirigido a optimizar la respuesta asistencial.

Los resultados más destacables obtenidos en el proyecto demuestran que en el grupo de intervención con el nuevo modelo farmacéutico hospitalario disminuye significativamente el número de pacientes con malos hábitos saludables: desciende el número de pacientes que fuman a la finalización del estudio, aumenta el número de pacientes que hacía ejercicio acorde a su condición clínica, aumenta el numero de pacientes con mejor control de la presión arterial y disminuyen los valores de riesgo cardiovascular. Todo ello, según Ramón Morillo, como consecuencia de lograr el aumento en un 39,4% de la adherencia a la medicación concomitante (cardiovascular) y manteniendo una elevada adherencia al tratamiento antirretroviral (VIH).

Las conclusiones, según apunta Ramón Morillo, subrayan el hecho de que “este nuevo formato de trabajo en farmacia hospitalaria ha conseguido optimizar los resultados en salud, permitiéndonos colaborar estrechamente con los clínicos hospitalarios y responder mejor a las necesidades de este tipo de pacientes”.

A la vanguardia en la atención farmacéutica de las patologías víricas

El Hospital Universitario de Valme dispone de gran experiencia en farmacoterapia en patologías víricas que lo convierten en un hospital `modélico´ en la dinámica del seguimiento farmacoterapéutico a este tipo de pacientes. En el año 2010, este centro creó de forma pionera una consulta específica para la atención farmacéutica a los pacientes afectados con patologías víricas. Las ventajas son numerosas: mayor agilidad en el circuito asistencial y, en definitiva, de la eficacia de la respuesta asistencial gracias a la potenciación del acto único. Asimismo, a su dinámica de trabajo ha ido incorporando diversas líneas innovadoras, convirtiéndolo en el hospital referente en este ámbito. Dirigida por Ramón Morillo, ha logrado potenciar la gestión eficiente de la farmacoterapia en estas patologías.

Anualmente atiende a 700 pacientes infectados por VIH a lo cuales les ofrece los beneficios de las nuevas tecnologías: una página web (www.farmaciavalmecpv.com) para uso de personal y profesional, así como también cuenta con una aplicación móvil con cuyos recursos aporta información personalizada in situ sobre la forma de administración de los medicamentos, los efectos adversos, la explicación sobre el perfil de cada fármaco o de las posibles dudas.

Asimismo, el hospital sevillano ha liderado la formación del proyecto nacional `Paciente Experto VIH 2.0´ con el objetivo de mejorar los resultados en salud de los pacientes y potenciando su autocuidado.

Fuente y Foto: Hospital de Valme