La Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil de Valme celebra el primer aniversario de su “Punto de Lectura”

Una veintena de menores, sus familiares junto a profesionales de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del Hospital Universitario de Valme han disfrutado de un Cuentacuentos que se ha celebrado en las instalaciones de este dispositivo asistencial para conmemorar la puesta en marcha hace un año de un Punto de Lectura. El prestigioso narrador Diego Magdaleno ha sido el encargado de amenizar la actividad con una plausible sesión de narración oral.

El Punto de Lectura, que a lo largo de su año de funcionamiento ha dispuesto de una excelente aceptación entre sus usuarios (niños, adolescentes y acompañantes), es un proyecto novedoso que se lleva a cabo en colaboración con la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Dos Hermanas. Dicha institución ha adquirido el compromiso de donar de forma permanente fondos bibliotecarios, tanto de literatura infantil y juvenil como de publicaciones sobre temas de interés para los menores.

Por su parte, el Cuentacuentos se ha celebrado en la sala de espera de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del hospital sevillano, donde desde hace un año se ha dinamizado cambiando de aspecto y funcionalidad a través de la implementación del punto de lectura. Dicha actividad  no sólo se ha dirigido a los niños de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil que han acudido a consultas externas, sino también a los pequeños que acuden al Programa de Hospital de Día (en edades comprendidas entre 8 y 10 años) y además también se ha invitado a los niños de pediatría hospitalaria junto a los niños que son atendidos en las Unidades de Salud Mental Comunitaria del Área de Valme.

Herramienta terapéutica

El objetivo del Punto de Lectura es promocionar la lectura como herramienta terapéutica y de estimulación para el desarrollo integral de los niños y adolescentes que acuden a un centro hospitalario. Concretamente, la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del Hospital Universitario de Valme atiende diariamente una media de 60 pacientes. Durante el proceso asistencial existe un tiempo en la sala de espera que para unos se torna en aburrimiento, para otros en incertidumbre y para otros incluso genera ansiedad.

Al respecto, esta iniciativa está orientada a contrarrestar los posibles efectos y sentimientos negativos que puedan producirse durante la espera; despertar el interés por la lectura; concienciar de la importancia de los libros como fuente de entretenimiento e información; enseñar a respetar, valorar y cuidar el material de la biblioteca; activar la imaginación y desarrollar la capacidad creativa, además de promover actividades culturales, educativas y lúdicas en torno al libro.

Por su parte, la dinámica de funcionamiento consiste en la reposición de fondos bibliotecarios por parte de las Bibliotecas Públicas de Dos Hermanas (“Pedro Laín Entralgo” y “Miguel Delibes”), así como de la retirada de aquéllos que se encuentren en mal estado. De forma inicial, se aportaron un lote de 200 unidades aproximadamente de libros y revistas. Paralelamente, hay establecido un calendario de actividades lúdicas en torno a los libros, vinculando las publicaciones con la salud (por ejemplo: el 7 de abril Día Mundial de la Salud, 23 de abril Día Internacional del Libro, 20 de noviembre Día Mundial de la Salud Mental o 16 de diciembre Día de la Lectura en Andalucía).

Fuente y Foto: Departamento de Comunicación del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla