Un interno peligroso de la cárcel de Morón incendia su celda y agrede a tres funcionarios

    Un interno de la cárcel de Morón de la Frontera incendió en la tarde del miércoles su celda y agredió y lesionó a tres funcionarios en el departamento de aislamiento, según informaron fuentes penitenciarias.

    Las mismas fuentes indicaron que el interno, identificado como J.R.F.R., se encuentra clasificado dentro de la categoría que engloba a los reclusos más peligrosos según la trayectoria delictiva dentro de los centros penitenciarios.

    Y es que, recientemente, este interno apuñaló a un jefe de servicios de la prisión de Villena, en Alicante, al que previamente intentó secuestrar, a lo que se suma que, en reiteradas ocasiones, había incendiado su celda y pertenencias.

    Las fuentes consultadas han precisado que los hechos tuvieron lugar en el momento del reparto de la cena, cuando el interno, tras tener conocimiento de la apertura de un expediente disciplinario al habérsele incautado sustancias estupefacientes, “sorpresivamente” lanzó la bandeja de comida a uno de los funcionarios y comenzó a destrozar el mobiliario de su celda.

    A continuación, “haciendo caso omiso” a las indicaciones de los trabajadores para que se calmara, el interno, “en un estado de extrema agresividad”, prendió fuego a su ropa y enseres.

    “A pesar de la resistencia violenta” del interno a abandonar el habitáculo incendiado, únicamente la “inmediata y eficaz” actuación de los funcionarios de servicio en el departamento permitió evitar consecuencias mayores e irreparables, logrando evacuar ileso al interno.

    Como consecuencia del altercado regimental, tres trabajadores penitenciarios tuvieron que ser atendidos de urgencias por los servicios médicos del establecimiento, requiriendo atención hospitalaria dos de ellos.

    La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) ha resaltado que esta es la segunda agresión “grave” a trabajadores de la cárcel de Morón desde el pasado 7 de julio, cuando se registró otra, “y viene a redundar en la escalada de agresiones al personal penitenciario” que el Ministerio del Interior “se empeña en desacreditar”.

    Y es que, según asevera el sindicato, “a pesar de que los trabajadores de prisiones sufren más del 65 por ciento de los casos de agresiones en la Administración General del Estado, se encuentran excluidos de cualquier protocolo que les otorgue la condición de agentes de la autoridad y que, consecuentemente, les ofreciera la garantías jurídicas y laborales indispensables para el desempeño de sus funciones”.

    Para finalizar, Acaip denuncia “la nefasta política” de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y “su absoluta despreocupación en la formación adecuada y específica” del colectivo de trabajadores penitenciarios y, especialmente, en la de la resolución de graves incidentes con internos de mayor peligrosidad.

    Fuente: Europa press

    Compartir