Un “Festival Carnavalesco del Jamón” muy familiar

El pasado sábado 24 de junio se celebraba la novena edición del Festival Carnavalesco del Jamón, organizado por la Peña Carnavalesca “El Siguerín” en el Callejón del Pescao. Una velada veraniega que supone uno de los últimos actos de la temporada de Carnaval. Todavía queda para agosto el concurso de coplas de la Peña “Los Niños del Pai Pai”.

No hubo tanto público como en otras ocasiones. La coincidencia con otros eventos que a la misma hora se celebraban en Morón provocó que en el callejón no se produjese la aglomeración de otras veces. Pero no obstante, gran afluencia de “jartibles” del Carnaval que disfrutaron de otra noche más de coplas y de muy buen ambiente.

En esta ocasión las protagonistas eran las letrillas del carnaval de Morón. Los cinco grupos que pasaron sobre el escenario hicieron un pequeño recorrido por algunas de las comparsas y chirigotas más recordadas en los casi 40 años de historia del carnaval moronense (después de la dictadura, se entiende). El otro protagonista fue Juan Martín Acevedo “Lele”. Miembro de recordadas comparsas, chirigotas y, más recientemente, murgas, fue merecedor del homenaje que todos los años ofrece la Peña El Siguerín a los “imprescindibles” del carnaval moronero.

Así, los encargados de abrir la lata fueron los componentes de la comparsa que este año se llamaba “Los Perfeccionistas”. Los presentadores del acto, Kisco Copado y Álvaro Valiente presentaban en primer lugar al grupo formado por Samuel Gallardo, Javi Segovia, Jesús Vega y Sergio Leiva comenzaron recordando a “Los Bereberes” para seguir con letras de este año, incorporándose otros componentes como Pelón. Planet y Rubén.

Luego vendría el turno de tres componentes de la comparsa femenina conocida como “Las Niñas del Rancho”, que cantaron coplas de varios años de su agrupación. Rocío Valle “Curraca”, la Pregonera del Carnaval 2018, estuvo acompañada por las hermanas González Olmo, Isa y Ana Belén.

En ese momento de la noche lo que tocaba eran sones chirigoteros, y estos vinieron de la mano de tres “Desentonaos” como Peón, Miguelito Jaramillo y Antonio Martín. Con cuplés de “Los Juanito Decathlón” y un pasodoble de “Con los huevos cuajaos y el arroz pasao”, terminaron su actuación con un popurrí de finales de la chirigota.

Y para terminar, y siguiendo con el ambiente familiar de la noche, llegaba el turno de la “Murga familiar de los Olmo”. La familia carnavalera se subió prácticamente al completo al escenario del callejón para recordar coplas de los “Desentonaos” y cantar varios cuplés escritos para la ocasión.

La fiesta continuó con algún espontáneo y los habituales corrillos con los que suelen acabar estas noches de cante y sentimiento carnavalesco.