El Hospital de Valme se suma a la celebración del Día Mundial del Cáncer de Cérvix

En el marco de la celebración del Día Mundial del Cáncer de Cérvix, 26 de marzo, el Hospital Universitario de Valme se ha sumado a la iniciativa que se está llevando en la provincia de colocar mesas informativas en los centros sanitarios para dar a conocer la prevención de esta infección de transmisión sexual. En concreto, se ha ofrecido información a toda la ciudadanía en la mesa instalada en el hall del hospital, con participación de la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia, junto a voluntarios y la Asociación Española contra el Cáncer.

A nivel mundial, el cáncer de cérvix uterino es el segundo en incidencia de la mujer tras el cáncer de mama. El 80-85% de los casos anuales se diagnostican en países en vías de desarrollo. Por su parte, en los países desarrollados, la incidencia de este tumor ha disminuido muy significativamente en España hasta niveles de aproximadamente 8-10 casos por 100.000 habitantes anuales gracias a las campañas de prevención y sobre todo de detección precoz que se realizan.

La causa necesaria del cáncer de cérvix es la infección por el virus del papiloma humano. Esta patología sigue siendo un importante problema de salud que obliga a un esfuerzo permanente de los profesionales implicados en la detección precoz y la prevención del cáncer.

El Hospital Universitario de Valme dispone de una Unidad de Oncología Ginecológica, cuyo responsable es el ginecólogo José María Romo. Perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia, se atienden y tratan los casos de pacientes con diagnóstico de cáncer uterino. En el año 2016, el Laboratorio de Anatomía Patológica analizó un total de 18.330 citología ginecológicas. A través de su estudio, los ginecólogos especialistas diagnosticaron y trataron, junto a la Unidad de Oncología Médica y Oncología Radioterápica, a ocho pacientes. Tres de ellas recibieron tratamiento quirúrgico y cinco se trataron mediante quimiorradioterapia primaria.

Asimismo, el Hospital de Valme dispone de una Unidad de Patología Cervical donde se estudian, diagnostican y tratan las pacientes con lesiones preinvasivas de cáncer de cérvix uterina, las displasias cervicales. En 2016, se diagnosticaron 202 nuevos casos de displasia cervical. De estos casos, a 103 pacientes se les trataron quirúrgicamente mediante la técnica de la conización cervical. El 90% de estas intervenciones se hicieron de forma ambulatoria en formato de cirugía mayor ambulatoria sin ingreso. Esta técnica permite obtener unos resultados mayores al 85% en cuanto a curación, con muy bajo índice de complicaciones y con excelente tolerancia por parte de las afectadas.

Fuente: Unidad de Comunicación Hospital de Valme