El Área Sanitaria Sur de Sevilla promueve la prevención de enfermedades cardiovasculares en sus municipios

    Los centros de atención primaria de los municipios de Montellano, Coripe, El Cuervo, Paradas, Arahal, Las Cabezas de San Juan y Utrera están impulsando, bajo la coordinación de la Unidad de Gestión Clínica de Cardiología del Hospital de Valme, la puesta en marcha de un programa de intervención educativa dirigido a prevenir las enfermedades cardiovasculares en la zona. Su finalidad es acercar pautas de vida saludables a la población más distante del hospital de referencia, como estrategia preventiva ante el avance de las enfermedades cardiovasculares.

    Al respecto nace esta iniciativa, que se inició en 2015 y hasta el momento se ha desarrollado en otros tres municipios del área sur sevillana: Morón, Lebrija y Los Palacios. El proyecto, centrado en un ciclo de conferencias, se realiza en cada localidad con la clave de educar en Salud para prevenir.

    Actualmente, el envejecimiento de la población está provocando un ascenso de la incidencia de las enfermedades cardiacas y de los accidentes cerebrovasculares. Medio millón de personas padecen en España insuficiencia cardiaca, representando la principal causa de hospitalización en mayores de 65 años. Por su parte, el ictus constituye la primera causa de mortalidad en mujeres y la segunda de mortalidad en general, originando un alto grado de minusvalías y de dependencia en los pacientes que sufren la fase aguda de la enfermedad.

    En este sentido, la estrategia que lleva a cabo el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla aporta como valor añadido la numerosa implicación de profesionales de muy diversas disciplinas y distinta localización. Del ámbito de atención hospitalaria colaboran las especialidades de Cardiología, Neurología y Salud Mental del Hospital Universitario de Valme. Del ámbito de atención primaria lo hacen profesionales pertenecientes a los centros de atención primaria correspondientes a las localidades implicadas en el proyecto. Además colaboran profesionales de la Agencia Sanitaria del Bajo Guadalquivir (HARE de Lebrija, HARE de Morón de la Frontera y HARE de Utrera), asociaciones de pacientes cardiacos y los Ayuntamientos de estos siete municipios del Área Sur de Sevilla.

    Educación en Salud como herramienta para mejorar la calidad de vida

    Inicialmente, va dirigida a las personas con factores de riesgo, diabetes, hipertensión, obesidad, sedentarismo, fumadores,… Pero también, va destinada a la población en general, puesto que según los especialistas prevenir ayuda a conseguir una sociedad más sana. En este sentido, los especialistas destacan que “el conocimiento de la enfermedad por parte de todas aquellas personas afectadas por una dolencia cardíaca o cerebrovascular y otras enfermedades crónicas es fundamental porque les permite optimizar su manejo y alcanzar una buena calidad de vida”.

    El proyecto consta de nueve conferencias por municipios y en cada uno de ellos se desarrollará de diverso modo. Mientras que el ciclo de conferencias se celebrarán todos los jueves desde el 2 de marzo hasta el 4 de mayo en Montellano y Coripe (Centro Cultural `La Fábrica´ y Centro de Formación `Amalia Torrijos´, respectivamente); en El Cuervo se iniciarán el 6 de marzo y se llevarán a cabo una vez al mes. Por su parte, Paradas, Arahal, Las Cabezas y Utrera lo iniciarán próximamente.

    Para contribuir a la reducción del riesgo cardiovascular, los profesionales que participan en esta iniciativa promueven cambios hacia hábitos y estilos de vida saludables. Se centran en la educación como herramienta para lograr una mejor evolución de la enfermedad, prevenir complicaciones y optimizar el pronóstico, así como evitar secuelas.

    Concretamente, los temas que abordarán los profesionales sanitarios son los siguientes: la prevención de la enfermedad cerebrovascular, el corazón y la enfermedad coronaria, factores de riesgo coronario, beneficios de la actividad física y técnicas de relajación, aspectos socio-laborales y psicológicos en la enfermedad cardiaca, medicación habitual en cardiología, la actividad sexual y el corazón, alimentación cardiosaludable, diabetes y el tabaquismo.

    Habitualmente, los pacientes con patologías cardiovasculares reingresan múltiples veces; lo cual supone una reducción importante en su calidad de vida y una alta repercusión en el sistema sanitario fruto de la cronificación de sus procesos de salud. Este programa de intervención educativa pretende optimizar la calidad de vida de los pacientes y mejorar la adaptación a su enfermedad. Con ello, podrían evitarse consultas innecesarias, una menor frecuentación a las urgencias y un menor ingreso hospitalario.

    Fuente y Foto: Área Sanitaria Sur de Sevilla

    Compartir